Contabilidad financiera

¿De qué trata la contabilidad financiera? Realmente, ¿cuál es su importancia? Aquí respondemos todas tus dudas de una forma más sencilla.

La contabilidad financiera es un área que se ocupa en recopilar, ordenar y registrar toda la información de la actividad económica de una empresa. De esa forma, este sistema permite medir periódicamente la evolución y los resultados del negocio.

Esta disciplina cubre todas las operaciones de la compañía en forma sistemática, histórica y cronológica. Además, se basa en normas y principios para el registro de las operaciones financieras. Esto permite determinar cuál es el activo y pasivo de la empresa, conociendo sus ganancias o pérdidas.

Servicios de remuneraciones

 Para empezar, es necesario definir qué es una remuneración. Esta consiste en el pago o retribución de un servicio o trabajo establecido en un contrato laboral. Existe una remuneración o salario mínimo definido por ley, siendo ajustable todos los años dependiendo del costo de la vida para ese momento.

El servicio de remuneraciones establece la estructura justa entre el salario y la función a desempeñar en el puesto de trabajo. Además, realiza los pagos de nómina y las cotizaciones previsionales. Adicionalmente, permite tener un registro de las actividades realizadas por los empleados, como por ejemplo: asistencias, vacaciones, licencias médicas, etc.

Este sistema se encarga, además, de entregar toda la información histórica y con detalle individual de los distintos eventos por persona, permitiendo así que la gestión de datos se encuentre al alcance.

Auditoría 

¿Son necesarias las auditorías financieras? Este tipo de servicio se encarga de examinar todos los estados financieros de una empresa y, de acuerdo a los resultados, emitir una opinión técnica y profesional. Este tipo de sistema ayuda a las compañías a reducir costos y cumplir con las obligaciones legales; es decir, llevar registros, comprobantes documentos y otras evidencias que sustenten los ingresos financieros de cada mes.

La auditoría financiera no la lleva a cabo la empresa, sino firmas de contabilidad que cumplen con una serie de normas, reglas y principios que regulan las autoridades de los países.

Los auditores, para cumplir con su labor, deben recibir de la empresa todos los documentos contables pertinentes para realizar el análisis conveniente.